El Mundial 1974 entregó al equipo que cambiaría la historia del fútbol, en cuanto a táctica, estrategia, posesióno de la pelota, forma de recuperación y de atacar. Le dio a este juego una marcha más, lo hizo más veloz, exigió que todos intentaran tener la ya famosa fórmula “precisión en velocidad”.

Como siempre cuando surge algo revolucionario, algunos no lo entienden. Pero viéndolos, tal vez muchas cosas que suceden hoy en un campo de juego sean más fáciles de entender. Es probable que muchas hayan comenzado aquí…

Anuncios